miércoles, 6 de octubre de 2010

EL PROPOSITO DE LA VIDA

Breve plática de Satguru Sivaya Subramuniyaswami  sobre el Kundalini Yoga





Parasiva, el Fin Ultimo de la Vida

Nunca ha habido tantas personas en el planeta preguntándose, "Cuál es la verdadera meta, el objetivo final de la vida?" Sin embargo, el ser humano está cegado por su ignorancia y su preocupación por las cosas externas del mundo. Se halla atrapado, cautivado, ligado por el karma. Los objetivos últimos que se pueden lograr están más allá de su comprensión y se mantienen oscuros para él, aún intelectualmente. La búsqueda última del ser humano, la frontera evolutiva final, está dentro del hombre mismo.Esta es la Verdad mencionada por los rishis vedas como el Ser dentro del hombre, alcanzable a través del control de la mente y la purificación.

Es el karma, quien nos impide conocer y alcanzar la meta final de la vida, y sin embargo es también incorrecto el llamarla meta. Es aquello que, para aquél que conoce, es conocido como lo que siempre ha existido. La cosa no es el convertirse en el Ser, sino darse cuenta de que tú nunca has sido otro que el Ser. Y qué es ese Ser? Es Parasiva. Es Dios. Es Aquél que está más allá de la mente, más allá del pensamiento, sentimiento y emoción, más allá del tiempo, forma y espacio. Eso es lo que todo ser humano se halla buscando, anhelando. Cuando el karma es controlado a través de yoga y dharma bien llevados a cabo, y las energías se han transmutado a su estado final, la Verdad Veda de vida descubierta hace mucho por los rishis, se hace evidente.
La meta es hacer realidad a Dios Siva en Su estado absoluto, o trascendente, que cuando se obtiene, es tu propio estado último - la Verdad intemporal, sin forma y adimensional. Esa Verdad se halla más allá de la mente que piensa, más allá de la naturaleza de sentimientos, más allá de la acción o de cualquier movimiento de los vrittis, las ondas del pensamiento. Ser, ver, esta Verdad da la perspectiva correcta, pone las realidades externas en la perspectiva correcta. Luego, ellas son vistas como verdaderas no-realidades, y sin embargo no son ignoradas como tales.
Esta experiencia última debe ser experimentada al hallarse en el cuerpo fiacute;sico. Uno vuelve una y otra vez a encarnarse, con el sólo objetivo de realizar Parasiva. Nada más que eso. Por otro lado, Parasiva es una experiencia una vez que se ha experimentado. Y al mismo tiempo no es una experiencia, sino la única posible no-experiencia, que se registra en la mente humana una vez lograda. Previamente es una meta. Luego de hacerla realidad, algo se ha perdido, el deseo del Ser.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada