sábado, 16 de octubre de 2010

EL TANTRA DE LA ENTREGA


EL TANTRA DE LA ENTREGA
La quinta acción de Vidyá Tantra es despertar el sentido de auto-entrega.  Los seres humanos son microcosmos finitos; mientras que Parama Purusha (la Conciencia Cósmica) es el Macrocosmos, la Entidad Infinita.  Por eso si un microcosmos finito desafía al Macrocosmos Infinito, es sencillamente ridículo.  Si un diminuto ratón quiere  luchar con un león, el león puede o no estar consciente del resultado final, pero el pobre ratón se va enterar de todo.  Por eso empezando en la niñez más temprana se debe desarrollar el hábito de auto- entrega a la Entidad Suprema en todos los pensamientos y acciones. No hay mayor felicidad ni paz ni goce que la entrega completa a Parama Purusha.  La esencia del espíritu de auto-entrega está incluida en el siguiente shloka:
Tvameva mátá ca pitá tvameva
Tvameva bandhushca sakhá tvameva;
Tvameva vidyá dravińaḿ tvameva
Tvameva sarvaḿ mama Devadeva.
[Tú eres mi padre y mi madre, Tú eres mi amigo y mi eterno compañero, Tú eres mi aprendizaje y mi riqueza, Tú eres mi todo, Oh Supremo Señor.]
Saben que hay pecadores de distintos niveles. Un carterista y un asesino no tienen el mismo nivel.  Hay pecadores que pertenecen a diferentes niveles.  Ahora sudurácára significa “el peor pecador”; a esa persona la odian aun los otros pecadores – es el más pecador entre los pecadores. Aun así, si un sudurácára se refugia en Parama Purusha “se instala en Mi, se entrega a Mi altar” – esa persona también va ser liberada del cautiverio del pecado” – definitivamente será liberada de los impulsos reactivos de todos los pecados. Se liberará de todo el cautiverio de bhava”*  Esa persona se unificará a Mi, estará en Mi.  El devoto tiene que recordar que solo hay un dharma, y ese es Bhágavata Dharma. A través de este dharma se toma el refugio de Parama Purusha.  En el pasado esa persona podía ser un pecador o puede ser que esa persona era muy buena; pero esa cuestión no surge aquí; esa persona va tomar el refugio en Parama Purusha.  El devoto no tiene otro dharma que refugiarse en Él.
BABA ANANDAMURTIJI 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada