jueves, 14 de octubre de 2010

MEDITACION CON KUNDALINI


Meditación con Kundalini



La Realización del Ser
En la India, se conoce desde hace miles de años el secreto de nuestro ser interior. Para nuestra evolución y ascenso hay un poder residual dentro de nosotros, localizado en el hueso triangular de la base de la columna vertebral, que es conocido con el nombre de Kundalini.



El despertar de la conciencia Kundalini se realizaba únicamente de forma individual. Un gurú daba el despertar a un discípulo después de pasar por toda clase de pruebas duras y este alcanzaba la Realización, es decir, "el Sí-mismo". Cuando este poder despertaba, Kundalini ascendía y pasaba a través de seis centros sutiles de energía de nuestro propio cuerpo, los cuales eran nutridos e integrados. Este poder atravesaba el área del hueso de la fontanela llamado talu o Brahmarandra y los conectaba con el poder todo penetrante del amor de Dios, que es descrito como la "brisa fresca divina del Espíritu Santo". En el Corán se le llama "Ruth" y en las escrituras indias "Paramchaitanya". Patanjali lo llamó "Ritambhara Pragya". Esta maravillosa experiencia se puede sentir ahora, y por primera vez en la historia de la humanidad, de una manera colectiva, sin sacrificios ni esfuerzos. Pero la existencia de esa energía no se puede sentir antes de la Realización. Después de que la obtenemos se puede percibir en las puntas de los dedos, en el centro de la palma o en el cráneo sobre el área del hueso de la fontanela. Esta es una energía que todo lo penetra y realiza el trabajo sutil de los procesos vivientes y de la evolución.

Esta Kundalini es la Madre espiritual de cada individuo y el oceáno del perdón. Así que cualquier error que se haya cometido en el pasado es perdonado y en su lugar se obtiene la Realización como una bendición.

Esto trae consigo que se pueda trascender todos los límites de raza, religión y otras ideas, y se pueda ir más allá de la mente para ver, sentir y entender la realidad. La siguiente cosa que ocurre es que se entra en conciencia sin pensamientos. Vivimos en el futuro y en el pasado a través de nuestros pensamientos. Ellos vienen a nosotros desde estas dos áreas del tiempo, lo cual hace que no podamos estar en el presente. Pero cuando la Kundalini se eleva crea un espacio entre medias que es el presente, que es la realidad. En ese momento los pensamientos desaparecen y se entra en un nuevo estado de conciencia, desde la cual todo lo que ocurre es perfefctamente registrado en nuestra memoria y se disfruta de cada instante de realidad. Karl Gustav Jung escribió claramente acerca de ello. Todo este proceso lleva asociado la aparición de una completa paz en nuestro interior, que emitimos a nuestro alrededor.

A partir de aqui se pueden sentir los siete centros energéticos o chakras en la punta de los dedos, y comienza a desarrollarse una nueva dimensión que recibe el nombre de conciencia colectiva. Cuando esto ocurre puede sentirse también los centros energéticos de otros, que son responsables del bienestar físico, mental, emocional y espiritual, y que cuando son afectados o puestos en peligro, la gente sufre una enfermedad tras otra.

El poder de la Kundalini es el puro deseo de obtener el Sí-mismo. Pero si alguien no quiere tenerlo no se puede forzar, porque el Divino respeta la libertad de cada persona. La Realización se puede obtener fácilmente si las personas tienen un deseo sincero y puro. Y así es como nace una nueva cultura que lleva, de algún modo, hacia un nuevo estilo de vida en el cual uno se vuelve una persona recta. Nadie tiene que decir: "No hagáis esto" y "No hagáis aquello". Se logra todo gracias a la atención iluminada. Dondequiera que pongáis vuestra atención funciona, crea paz, crea armonía y también una nueva dimensión de consciencia colectiva.

El ego y los condicionamientos de la persona se disuelven al ascender la energía Kundalini. En la realidad se alcanza la absoluta libertad y el comportamiento cambia tremendamente, teniendo una gran fe en sí mismo. Así uno se convierte en un testigo del gran teatro de la vida. Por encima de todo, nos lanzamos al oceáno de gozo. El gozo es absoluto. No tiene dualidad. No es como la felicidad y la infelicidad. Es una cosa única que una vez que uno se zambulle en ella se aprende fácilmente a disfrutar de todo, tanto si es hermoso como ridículo viendo la belleza y el humor en cada momento de la vida.
La Meditación de la Realización
Shri Mataji es una persona muy especial. Emana una fuerte energía procedente de su canal central, que hace que su sola presencia sea suficiente para despertar la Kundalini de otras personas. La fotografía de Shri Mataji también tiene esta cualidad y por eso la meditación de Sahaja Yoga se realiza frente a su fotografía: la energía que transmite invita a nuestra Kundalini a ascender y la experiencia es entonces más intensa.
La meditación no es solamente una técnica. Es muy importante entender que la meditación debería hacerse desde el corazón, con un amor sincero hacia ese Espíritu divino que está dentro de todos. Nos sentamos en una posición cómoda (en una silla o en el suelo). Con las manos apoyadas sobre las rodillas, con las palmas hacia arriba y los dedos dirigidos hacia la fotografía de Shri Mataji.

Con los ojos cerrados, prestaremos atención a nuestro estado interior y también a lo que percibimos en nuestras manos. Si sentimos brisa fresca en ambas manos y un sentimiento de bienestar, simplemente pondremos nuestra atención en lo alto de la cabeza y permaneceremos con la atención allí, disfrutando de ese estado. Si aparecen pensamientos, procuraremos no enredarnos en ellos, observándolos simplemente y dejándolos pasar.


Esta es una meditación en dos partes, en la primera subimos desde el mooladhara hasta el sahasrara y en la segunda meditamos en el sahasrara. Les deseo una bella experiencia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada